Alinti, proyecto incubado por Innova ESAN, es un dispositivo que genera energía eléctrica mediante la fotosíntesis de las plantas y que puede servir para prender un foco y hasta para cargar un celular o computadora. Este fue creado por Hernán Asto, un joven ayacuchano consiente de las necesidades de las poblaciones más vulnerables del país.

“Yo me entero, por mis investigaciones, que las plantas debido a la fotosíntesis expulsan electrones por las raíces. Me bastó saber eso para pensar que debería existir una forma de capturar dichos electrones”. Hernán se dedicó a probar alternativas para conseguir su objetivo. Luego de 5 años de intenso estudio y diversas pruebas, consiguió el primer prototipo de Alinti.

Con su dispositivo original concursó en “Una Idea para Cambiar la Historia”, organizado por History Channel, en donde logró conseguir el segundo lugar y un premio de 40 mil dólares para seguir en el desarrollo de su proyecto innovador.

Con el fin de potenciar su producto, Hernán llegó a la Incubadora Innova ESAN, en donde recibió un asesoramiento profesional que le permitió mejorar el diseño de su Alinti. Dejó el modelo enorme y pesado por uno más compacto.

“Gracias a las recomendaciones de Innova ESAN hicimos versiones más pequeñas. Nos dijeron que los Alinti tenían que ser portátiles. Una mamita se puede llevar su Alinti al campo para que cargue su celular y que en la noche pueda volver con luz”, menciona Hernán.

“Te digo de corazón que cuando nosotros vinimos a Lima desde Ayacucho cambió rotundamente nuestra visión. ESAN nos ha enfocado con otra visión. Nos dijeron que teníamos todo su apoyo: siéntense, planifiquen, desarrollen y nos avisan cuando estén listos para vender. Ahora concéntrense y mejoren el producto”, comenta con gratitud.

Durante la última gala de los premios Latinoamérica Verde, considerado como los “Oscar del ambiente”, fueron reconocidos como “mejor tecnología con impacto”, además de conseguir el segundo lugar como mejor proyecto en la categoría energía.

“Estamos trabajando con una comunidad en Carapongo, donde se benefician 50 familias, y tenemos un trabajo en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para trabajar con una población y medir el impacto de Alinti en ellos”, detalla Hernán Asto, contento porque cada vez más personas aprovechan los beneficios de su innovador proyecto y su deseo es que las personas más necesitadas puedan aprovechar los recursos naturales, como lo hace Alinti, para enfrentar sus carencias.

EnglishSpanish
Necesitas Ayuda? Comunícate con Nosotros